#Recetario – Combatiendo resfriados I

flower-3157393_1280
Imagen de Rawpixel en Pixabay

Como cada año mi cuerpo decide enfermar cuando llega el buen tiempo así que, aprovechando este resfriado, os traigo una infusión perfecta para combatir desde un constipado simplón hasta la gripe.

Antes de empezar con la receta me gustaría animaros a que acudáis al médico en cualquier caso porque lo que al principio parece tan simple como un resfriado puede desembocar en algo peor si no se trata bien. Después de esto, empezamos.

Cuando era pequeña mi madre me compraba caramelos de miel y limón en cuanto me dolía un poco la garganta o me escuchaba toser. En mi vida siempre ha habido un equilibrio entre los medicamentos y la medicina tradicional. Supongo que esa es una de las razones por las que ahora, con veintitrés años, siento ese “gustillo especial” por las infusiones, los tés y la alimentación saludable.

Una de las infusiones que jamás, repito JAMÁS, puede faltar en nuestro recetario es la de raíz de jengibre con limón.

Primero tenemos el jengibre, que además de tener propiedades antiinflamatorias y digestivas tiene propiedades antibióticas que nos ayudan a combatir enfermedades respiratorias como resfriados, gripes, sinusitis, etc. Por ejemplo, es perfecto cuando tenemos síntomas gripales como la fiebre porque es capaz de aliviarla. También nos ayuda a combatir la congestión nasal o pectoral (acumulación de mucosidad) y a curar nuestro dolor de garganta debido a su poder antiinflamatorio.

Por otro lado tenemos el limón, que además de ser digestivo, purificante y de su alto contenido en vitamina C (aumenta nuestras defensas), es bueno para la circulación y es un potente combatiente contra la anemia y los resfriados. El aceite esencial de limón, por ejemplo, actúa como un potente antigripal y unas gotas de zumo de limón en nuestra infusión combinadas con el jengibre nos dejarán como personas nuevas en unos días.

¿Cómo realizamos la infusión?


RCJengyLem
Receta

Pasos

Medimos la cantidad de agua con el vaso o la taza que vayamos a usar para la infusión. Como mínimo, el agua debe estar al menos por la mitad

Echamos al agua el jengibre y el limón y encendemos el fuego hasta que el agua hierva

Cuando el agua esté hirviendo apagamos el fuego y colamos el mejunje en el vaso o taza que vayamos a utilizar

Añadimos agave para endulzar


A esta fusión de raíces y cítricos ácidos podemos añadirle sirope de agave que es más saludable que el azúcar y totalmente vegano (aquí comento un poco sus propiedades).

Así que ya sabéis, si sois como yo y tenéis esa mágica habilidad de constiparos en finales de primavera o principios de verano, aquí os dejo este poderoso brebaje.

Un abrazo cósmico✨

Anuncios

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s